Linfangitis

Consiste en un proceso inflamatorio e infeccioso que afecta los vasos linfáticos, conllevando a cambios en la sensibilidad de la piel, enrojecimiento, calor, presencia de líneas rojizas en la piel, hinchazón (edema), fiebre, escalofríos e inflamación de ganglios linfáticos cercanos a la región afectada. Puede ser provocado por una infección local, heridas, golpes (trauma), etc., y NO debe confundirse con procesos similares como la tromboflebitis, por lo que una evaluación y tratamiento adecuado por el especialista evitará secuelas más o menos graves.