Sindrome postrombótico

Consiste en un conjunto de síntomas y signos como secuelas de haber sufrido una trombosis.

Luego de haber sufrido una trombosis venosa profunda existen 3 posibilidades:

  1. 1. Que la vena se destape total o parcialmente
  2. 2. Que la vena NO se destape
  3. 3. Al destaparse total o parcialmente las válvulas en el interior de la venas queden dañadas, y esto favorezca el flujo de la sangre en dirección contraria (reflujo).

El conjunto de signos y síntomas como consecuencia de haber sufrido una TVP se conoce Síndrome postrombótico.

Puede dar origen a la enfermedad venosa o bien empeorar dramáticamente la misma. Se manifiesta como dolor constante de la pierna, hinchazón, incapacidad para caminar o permanecer de pie, presencia de ulceras por arriba del tobillo y cambios de color y consistencia de la piel.

La imagen muestra a paciente con cambios de coloración
en la piel, edema (hinchazón) y ulcera como secuela de
haber sufrido una trombosis.